¿En qué consiste la técnica con Braxon?

Las matrices dérmicas acelulares (ADM en inglés) se introdujeron en cirugía reconstructiva para aumentar el grosor de la cobertura del tejido alrededor del implante y empezaron a usarse para cubrir la mitad inferior de la mama, precisamente aquella que no queda cubierta con el músculo pectoral mayor.

Estas matrices predeterminadas son de colágeno I y III  de origen animal y se integran en el tejido humano. Se adhieren al tejido y sirven como un andamio para el crecimiento del tejido receptor. La mayor parte de estudios realizados hasta la fecha muestran además una menor incidencia de contractura capsular cuando se utilizan las ADM.

Braxon® es una matriz de 0.6 mm de grosor,  que se ha diseñado para cubrir totalmente el implante y evitar que se tenga que usar músculo. Permite hacer una reconstrucción subcutánea y la matriz es la responsable de ofrecer la cobertura suficiente.

Estéticamente los resultados son totalmente naturales, con un post operatorio sin dolor ya que la cirugía es menos cruenta. Evitamos 100% la contractura capsular. Debemos destacar que lo más importante es que la paciente conserva su contorno corporal natural.